Se provee apoyo a instituciones financieras en su búsqueda por un modo de negocios más sostenible.

Siguiendo los líneamientos de los Principios de Ecuador y las buenas prácticas ambientales de las instituciones financieras multilaterales, se promueve una mejor administración integral y la implementación de productos financieros innovadores. El objetivo es reducir los riesgos y contingencias de las operaciones bancarias por motivos ambientales, mejorando el perfil y el desempeño de la institución.